Reflexología podal

Seguro que a todos nos ha pasado alguna vez que hemos terminado la jornada laboral con un horroroso dolor de pies y no vemos el momento de llegar a casa para descalzarnos. Esto puede ocurrir por muchas razones, entre ellas utilizar un calzado muy ajustado, pasar mucho tiempo de pie o padecer posibles problemas de salud. Lo que sí sabemos seguro es que los pies son el reflejo de nuestro cuerpo.

En este sentido, la reflexología podal se erige como una práctica de masaje en puntos del pie que representan diferentes áreas del cuerpo, llamadas zonas de reflejo. Así, por ejemplo, las yemas de los dedos de los pies corresponden a los senos craneales, el lado exterior del primer dedo a la nariz y la parte final de la planta del pie a los ovarios o testículos.

Por tanto, podemos tratar órganos, glándulas, tejidos y otras estructuras internas del organismo de forma refleja, aplicando presión sobre la zona del pie correspondiente en el mapa podal. De esta manera, podemos prevenir y curar distintos problemas de salud que afecten al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y que no se puedan tratar de forma directa.

Origen

La reflexología podal o reflexología del pie es una terapia cuyo origen se remonta a la Antigua China en el 4.000 a.C. Sin embargo, fueron los egipcios los que dejaron constancia de esta técnica en la representación de jeroglíficos y pinturas. Posteriormente, en el siglo XVI, el escultor italiano Benvenuto Cellini alivió dolores agudos mediante esta práctica y ya, a finales del siglo XIX, se dieron los primeros pasos de la reflexología podal con base científica:

  • F. y W. Huneke descubrieron la base de esta técnica terapéutica. Mediante una anestesia local aplicada al sistema nervioso, los dos científicos pudieron calmar dolores en otras zonas del cuerpo a través de efectos reflejos.
  • Iwan P. Paulow y Alexei D. Speranski desarrollaron la razón científica de la reflexología del pie.
  • William Fitzgerald creó la teoría de la división del cuerpo en diez zonas verticales.
  • Eunice Ingham aplicó la teoría de Fitzgerald a los pies.

¿Cómo funciona?

La planta del pie es una zona del cuerpo que presenta más de siete mil terminaciones nerviosas. Por este motivo, se establecen tres líneas transversales en el pie que se corresponden con áreas de nuestro organismo:

  • Primera línea transversal: Los dedos representan la cabeza, el cuello y la nuca.
  • Segunda línea transversal: Gran parte de la zona plantar pertenece al tórax y abdomen superior, así como del brazo hasta el codo.
  • Tercera línea transversal: Influye en la pelvis.

Beneficios

La reflexología podal está considerada una terapia holística (del griego “holos”, que significa todo), es decir, representa la idea de que cada una de las partes de nuestro cuerpo afecta al conjunto de nuestro organismo y, por esta razón, se recomienda que aunque las patologías sean locales, se traten de manera global.

Más allá de los múltiples beneficios y del efecto curativo que pueda tener la reflexoterapia en las zonas de espejo, también tiene muchos puntos a favor en:

  • El alivio de dolores musculares.
  • La relajación y reducción de estrés.
  • La estimulación de la circulación sanguínea.
  • La eliminación de toxinas.
  • La conciliación del sueño.
  • El equilibro de energía.

Esta terapia, por su sencilla y efectiva aplicación, fortalece la salud de las personas evitando la excesiva medicación a la que estamos acostumbrados. Desde EQM, te animamos a inscribirte en nuestro curso de “Reflexología Podal” para que puedas aplicar el complemento perfecto a cualquier tratamiento médico.

Si tienes cualquier duda, llámanos al 91 561 31 31 o rellena este formulario y estaremos encantados de atenderte.

Pide información sin compromiso:

    ¿Sobre qué formación solicitas información?

    QuiromasajeReflexologíaMasaje DeportivoOsteopatíaDrenaje Linfático ManualSeminariosTalleresOtros

    * Campos obligatorios

    Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

    Publicar comentario